viernes, 25 de mayo de 2012

Ingeniería e influencia social en las redes.


¿Qué es la ingeniería social?

Hace muchos años se comenzó a usar el término “Ingeniería Social” en lo referente a la seguridad informática. Recuerdo aquellos tiempos en los que para adentrarte en un ordenador “ajeno” o conseguir información confidencial se usaban una serie de malas artes consistentes en obtener la confianza del eslabón más débil de una red informática. Ese eslabón era el propio usuario.

De esta forma, los ingenieros sociales usaban la tendencia natural de las personas a reaccionar de manera predecible ante determinadas situaciones.

Tranquilos, que nadie se asuste. No voy a hablaros de mala praxis. Solo estaba haciendo una introducción al término “ingeniería Social”. A continuación explicaré  como lo vamos a aplicar  a la consecución de objetivos en lo referente a un redireccionamiento de posturas.

Partimos con una base de cuatro puntos básicos de la Ingeniería Social:

1.-Queremos y necesitamos ayudar.

2.-Generar confianza en los demás.

3.-No nos gusta decir no.

4.-A todos nos gusta que nos alaben.

Usando correctamente estos 4 argumentos tenemos la mitad del camino andado. Si bien es verdad que cada uno de estos cuatro puntos pueden ampliarse enórmemente y generar un debate con cada uno de ellos así como varios subpuntos más.

De lo que se trata es de “conquistar” a las personas que caminan a diario por la red, y para ello el orden correcto de nuestras acciones en fundamental.

Una vez tenemos claros estos cuatro puntos llega el momento de la “influencia Social”.

Esta influencia social que pretendemos es al fin y al cabo conseguir  un cambio de creencias, actitudes y conductas de una persona, por nuestras acciones o simplemente por nuestra presencia en la red.
Dentro de la “influencia social” en las RRSS encontramos tres tipos:

1.-Normalización:  Que es una influencia recíproca. Es decir además de “marca” hemos de ser “consumidores de la marca” y ponernos del lado del usuario al que queremos convencer. De tal forma que entre las dos partes elaboramos una norma común y unas acciones sino iguales, parecidas.

2.-Conformidad: Siempre hay una norma o conducta dominante. Si hacemos bien el primer paso de normalización, en la fase de conformidad, seremos nosotros quienes llevemos la batuta.

3.-Innovación y creación de nuevas ideas: Que se harán en conjunto. El visto bueno final es nuestro.
Evidentemente esto no es fácil de conseguir. Requiere mucho tiempo y además las capacidades innatas de cada persona para este tipo de trabajo son básicas.

La Psicología y las redes sociales están plenamente integradas la una con la otra. Es verdad que hasta ahora este tipo de metodologías se aplicaban solamente a la vida en “Off line” pero es que ya no existe vida “On-Off line”. Las redes sociales son ya parte indivisible de la vida de las personas.

Otro día aplicaremos la “Dinámica de Grupos” a las redes sociales. Veréis que interesante!!


Ismael López Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario