martes, 30 de octubre de 2012

Redes Sociales y Sector Oleícola: No perdamos el tren

Este no es otro artículo mas de cifras y estadísticas sobre las redes sociales, no hace falta dar ni un solo dato para hablar de valor y decisión. Vamos a hablar del "Carpe diem" de estas con los empresarios y agricultores que producen nuestro oro liquido

Seamos valientes y aprovechemos nuestro potencial y las redes de comunicación e interacción que tenemos a nuestro alcance. Sujetamos con nuestras manos un enorme megáfono con el que gritarle al mundo que estamos aquí, y que somos los productores del "mejor aceite de oliva virgen extra del mundo". ¿Vamos a dejar pasar esta oportunidad?                                        

Hay una serie de países competidores en la venta de nuestro "producto estrella", que están armándose y otros que ya lo están, para lanzarse a la venta del AOVE en los mercados a los que les sea posible llegar. ¿Qué cuales son esos mercados? La respuesta es sencilla, todos.

Seamos emprendedores en la apertura de mercados a través de las redes sociales, webs y todo tipo de plataformas que internet pone a nuestra disposición, pero seamos emprendedores, desde el agricultor valiente que ha decidido hacer su propio AOVE, embotellarlo y ponerlo a la venta, pasando por las cooperativas aceiteras de los pueblos y llegando hasta los grandes grupos comercializadores de nuestro producto.

Cuantas reuniones, cuantas horas pensando en estrategias de venta, cuantos viajes dentro de nuestra provincia, de nuestro país e incluso en el mejor de los casos fuera de nuestras fronteras, es verdad que muchas veces son necesarios, pero tenemos la oportunidad de ahorrar muchos costes en viajes y publicidad corporativa con el marketing y venta de nuestro producto a través de internet.

Exponer nuestro producto "en las vitrinas" de Pinterest, dejar que nuestros compradores aprueben nuestro trabajo y lo comenten en Facebook y darles los buenos días y preguntarles que tal ha ido el fin de semana antes de cerrar una operación a través de Twitter, ya no es el futuro, es el presente, un presente que o agarramos con fuerza, o cuando nos queramos dar cuenta estará con el cartel de "entradas agotadas" y entonces tendremos que esperar a que pase el siguiente tren.

Estoy seguro que el comienzo de este esfuerzo por lanzar este producto fuera de nuestras fronteras se basa en la unidad y el trabajo común. Grandes gestores como Fernando Ortega de "Iloveaceite.com" es de la opinión de "compartir para crecer" y otro experto como Francisco Roca, profesor de la UJA y director TIC del Observatorio de Estudios de Seguridad y comercio en la Red,  nos habla de que "las cooperativas de enfrente son nuestras aliadas y nuestros competidores son otras grasas y otros paises". Razón no les falta, ya que estamos ante un mercado que demanda nuestro producto de una forma cada vez mas constante e insistente y tenemos también delante a unos países competidores que no aportan la calidad que el AOVE español, pero que no dudan ante la posibilidad de ponerse por delante en un mercado donde nosotros deberíamos ser "cabeza de cartel".

También y bajo mi opinión personal, falla la Ley Autonómica del Olivar, compuesta por 39 artículos y solo tres puntos del artículo 32 hablan muy brevemente sobre promoción y comercialización, y cuando digo brevemente digo tres lineas.

En definitiva, tenemos todos los ingredientes que hacen falta para que "el mundo entero" consuma nuestro producto estrella y las redes sociales junto con el "respaldo" de la web 2.0 y 3.0 pueden hacer una buena parte del trabajo.

Ahora podríamos empezar a pensar ....¿Podríamos además ensamblar a todo esto la Web 3D y la Web Penetrante? La respuesta es si.
Qué son este tipo de webs y como aplicarlas a la gestión, promoción y venta de los productos oleícolas en internet es otro tema del que hablaremos mas adelante.
Vamos paso a paso, pero como dicen en mi pueblo "ligerito que llegamos tarde".


Ismael López Martín
Coordinador de Comunicación 2.0 PP-Jaén
Consultor de redes
Community & Social Manager



No hay comentarios:

Publicar un comentario