viernes, 27 de junio de 2014

LA BURBUJA POLÍTICA EN LAS REDES SOCIALES.

Cierto es el auge que la política está teniendo en las redes sociales y cierto es también la casi obligatoriedad  en los partidos de que sus representantes  políticos hagan presencia en ellas.
Así, una vez que tanto ciudadanos simpatizantes de un partido e interesados en la política como representantes comienzan a trabajar en ellas,  observamos cómo se empieza a gestar  uno de los errores que más se están dando en la comunicación política 2,0. Es lo que yo llamo “La Burbuja política en Red”.
Lo primero que hago al llegar a la red con intenciones políticas es buscar amigos, followers, personas que me lean, es lógico ¿no? Queremos transmitir lo bien que lo hace nuestro partido, lo buenos que somos, lo mal que lo hace el adversario, y todos los proyectos que tenemos en mente para realizar y mejorar. Hasta aquí todo normal.
El comienzo de la burbuja llega cuando comenzamos a trabajar sin un asesoramiento en estos menesteres.
¿Qué es lo primero que hacemos? Buscamos a todos los políticos de nuestro partido, a todo lo que lleve el logotipo o iniciales que nos representan en la red social en la que estamos y comenzamos a seguirlos, y normalmente por una “ley no escrita” de followback Político (sígueme y te sigo) ellos comenzarán a seguirnos a nosotros.
A partir de aquí la burbuja que nosotros hemos formado y en la que estamos dentro, empieza a crecer.
Ya tenemos algunos cientos o incluso miles de seguidores… que bueno soy, que guapo y que tipo tengo, que dirían algunos.
El problema está en que la gran parte de los perfiles a los que seguimos son de nuestra misma acera política (en una gran mayoría de los casos) y a la vez, gran parte de los que nos siguen están también “a este lado de la carretera”, que diría Danza Invisible.
Por lo tanto, la gran mayoría de mensajes que lanzamos, por muy buenos, convincentes y argumentados que sean, se quedan en los nuestros, en nuestro círculo, en los que lanzan tweets o escriben en facebook desde nuestro mismo punto de vista.
Y claro, la burbuja no para de crecer y crecer.
Por mi experiencia política en la red y años de observar cómo se desarrollan las campañas 2.0 de los distintos partidos políticos (tampoco hay que ser muy avispado para verlo) me doy cuenta que además los seguidores de nuestros seguidores en una gran parte también son los mismos que nos siguen a nosotros, y así sucesivamente. Es verdad que cuanto más alejados sean esos círculos de unión, van apareciendo más personas de diferentes pensamientos políticos y ámbitos sociales (este es el click que hay que apretar).
la burbuja ya es enorme, y como tiene mucho jabón se está agustito, y como hay mucha gente como nosotros… se está calentito, y como sus paredes nos permiten ver lo que hay fuera, vemos otras burbujas, unas más grandes y otras más pequeñas llenas de otros colores distintos a los nuestros, con otras personas que ven las cosas de otra forma, pero…también dentro de su burbuja.
Y leído hasta aquí, alguien ya estará pensando que de tanto crecer y crecer las burbujas de las que hablamos, explotarán por si solas en cualquier momento. Pues no, porque a medida que un nuevo miembro pasa a formar parte de ella, de la burbuja,  aporta su propio jabón y agua, si, de la misma marca que el resto de los habitantes, pero al fin y al cabo su propio jabón, que no hace mas que permitir que la burbuja crezca y no se rompa.
Siempre están los que se cansan de vivir allí o se agobian de estar tan apretados y se marchan, pero al salir, la pompa no se rompe. El resto de habitantes ya se encargan de abrir el dosificador de los botes jabonosos y aplicar una pasadita del producto justo por donde ha salió este último habitante, por lo que tras el revuelo de la deserción todo queda igual.
De la misma forma pasa cuando alguien con otro marcado color, intenta entrar en nuestra burbuja, no lo dejamos pasar, y si lo consiguiera no duraría mucho dentro y volveríamos a enjabonar nuestro hogar virtual.
Así pues…nuestros mensajes políticos se quedan en “nuestro” universo, que sí, que es universo pero no es completo. Más claro, perdemos el tiempo y el dinero.
Y claro, luego cuando se hacen los informes de las campañas, se hacen cuantitativos, lo que gusta es dar cifras muy altas de participación, pero no nos fijamos en el aspecto cualitativo, que para un partido político es tanto  o más interesante que el primero.  Digo esto porque han sido los habitantes de esa burbuja los que se encargan de darle vueltas y vueltas a una campaña en la red, por lo que los resultados no son representativos de la realidad en muchos de los casos en que se hacen campañas en las rrss.
¿Principal causa de esto?
Las prisas de los políticos por conseguir followers al abrirse un perfil ya que se acerca una campaña electoral, el pensar que no hace falta que nadie le oriente y le explique la mejor forma de actuar en las rrss, o simplemente ser un inmigrante digital que está perdido y desorientado en este mundillo.
¿Cómo se soluciona?
La principal norma y base que yo suelo aconsejar es “sé tu mismo”, compórtate y exprésate como lo haces en la calle. Si te apetece enlazar una canción, hazlo ¿por qué no?, si te apetece expresar algún sentimiento, escríbelo ¿qué te lo impide?
No cierres fronteras, relaciónate con gente que tenga tus mismas aficiones. Seguro que haces algo más y te gustan otras cosas que no sean la política. Y ojo, no estamos diciendo que muestres tu vida privada, ni mucho menos, sino que la vista (el tweet) se ponga además de en nuestro mensaje político, en otras cientos de cosas o aficiones que tenemos a nuestro alrededor.
Ah! Y no te preocupes, que si eres buen político y persona en la vida 1.0, en la 2.0 también lo serás, y si es al revés y no lo eres en la vida real…al final, tarde o temprano, la 2.0 se dará cuenta de ello.
Es esta la forma de pinchar esas burbujas y que nuestro mensaje político llegue a más gente que no piensa como nosotros y poder abrigarlos con nuestra buenas ideas, y si lo hacemos con tiempo y tranquilidad, ni siquiera permitir que se formen esas burbujas o por lo menos no entrar en ellas para que luego nos cueste trabajo salir y poder ir circulando libremente o entrar y salir de de las que nos apetezca.
Como decía aquel anuncio de neumáticos, “la potencia sin control no sirve de nada”.
Publicado en ABC

domingo, 1 de junio de 2014

Así son los concejales del PP en los pueblos de ‪#‎Jaén‬:

Se ponen hasta arriba de barro cuando hace falta, se van cinco meses a Francia a coger melones, a la vendimia y a la aceituna, tienen las manos llenas de callos de coger la vara, la azada y la pala.
No descienden de marqueses ni de terratenientes, pero sí son hijos de herreros, albañiles, maestros, parados, médicos, conductores....
No son de ninguna ‪#‎Casta‬, y como tú y como yo, tienen hijos a los que aman con locura y quieren que vivan en un pueblo que les ofrezca el mayor número de oportunidades para que puedan desenvolverse en un futuro lo mejor posible.
No se identifican con ladrones, ni con especuladores, ni con los millones en Suiza de algunos cafres que deberían estar en la carcel desde el minuto uno.
Los concejales de pueblo del Partido Popular ni tienen la sangre azul ni roja, tienen idea de justicia e igualdad para sus pueblos.
Que ya no hay ni "señoritos", ni "makis", que eso ya pasó, y que las cuentas para llegar a fin de mes las hacemos todos.
No van a restaurantes de lujo, les gusta más un buen arroz en el cortijo.
Así son...así somos.
Con ellos ‪#‎GanaJaén‬.

viernes, 30 de mayo de 2014

10 RAZONES POR LAS QUE UN POLÍTICO TIENE QUE DEJAR DE SERLO.

Ser político de los de verdad es un sentimiento, una pasión, se lleva dentro, te corre por las venas…es una forma de vivir la vida con la cabeza muy alta para que luego por culpa de unos cuantos cafres haya gente que quiera obligarte a que la agaches.
¡NO!
1.-El que no valga…. ¡a su casa!
2.-El que no trabaje… ¡a su casa!
3.-El que divida… ¡a su casa!
4.-El que no sude cada euro que gane… ¡a su casa!
5.-El que no sienta que tiene que dar la vida por sus vecinos… ¡a su casa!
6.-El que haya olvidado los valores por los que entró a formar parte de un partido… ¡a su casa!
7.-El que no entienda que 24h tiene el día y que si hace falta las 24h se trabaja por los demás… ¡a su casa!
8.-El que piense más individualmente que en conjunto… ¡a su casa!
9.-El que se sienta cansado… ¡a su casa!, que hay gente que llega con fuerza y esto no es para toda la vida. Aquí estamos lo que estamos.
10.-El que corrompa, robe y engañe….ese, amigos…ese fuera de un partido a las primeras de cambio, sin tregua, sin darle vueltas…a su casa y que la justicia haga su trabajo.