viernes, 30 de mayo de 2014

10 RAZONES POR LAS QUE UN POLÍTICO TIENE QUE DEJAR DE SERLO.

Ser político de los de verdad es un sentimiento, una pasión, se lleva dentro, te corre por las venas…es una forma de vivir la vida con la cabeza muy alta para que luego por culpa de unos cuantos cafres haya gente que quiera obligarte a que la agaches.
¡NO!
1.-El que no valga…. ¡a su casa!
2.-El que no trabaje… ¡a su casa!
3.-El que divida… ¡a su casa!
4.-El que no sude cada euro que gane… ¡a su casa!
5.-El que no sienta que tiene que dar la vida por sus vecinos… ¡a su casa!
6.-El que haya olvidado los valores por los que entró a formar parte de un partido… ¡a su casa!
7.-El que no entienda que 24h tiene el día y que si hace falta las 24h se trabaja por los demás… ¡a su casa!
8.-El que piense más individualmente que en conjunto… ¡a su casa!
9.-El que se sienta cansado… ¡a su casa!, que hay gente que llega con fuerza y esto no es para toda la vida. Aquí estamos lo que estamos.
10.-El que corrompa, robe y engañe….ese, amigos…ese fuera de un partido a las primeras de cambio, sin tregua, sin darle vueltas…a su casa y que la justicia haga su trabajo.